Somos españoles, pueden bajarnos los pantalones

Tras unas breves vacaciones falleras (no sé me ocurre una excusa mejor para justificar un mes sin posts nuevos), vuelvo descansado, con las ideas renovadas y… con un cabreo monumental. Monumental cartón piedra. Tamaño falla o más.

Y es que, aquí, un servidor viaja como el que más. Y siempre que se va a una zona en la que predominan otras culturas, intenta adaptarse a ellas. O al menos conocerlas y entenderlas. Porque al fin y al cabo, cuando sales de tu territorio, debes estar dispuesto a aceptar la sociología como ciencia y cultura imperante por encima de todas las culturas, incluída la tuya, para poder respetar las demás.

Porque a lo mejor viajas a ese país en el que le piden a tu chica que se cubra la cara y los tobillos para que los residentes no sufran una erección y, aunque se trate de una cultura que no compartes, la respetas. ¿Por qué? Porque nos guste o no, la territorialidad es un factor que también influye en la cultura y siempre hay que respetar las normas de la zona. El primero en llegar, el primero en mandar. Y hay que cumplir. Es la base de la convivencia.

El problema surge cuando la visita la recibimos nosotros. Un señor con un turbante en la cabeza intentó quemarse a lo bonzo ayer en Valencia para que no se quemara una falla en la que salían representados algunos de sus dioses. Escuche, señor hindú. Nadie está blasfemando contra su religión, ni contra su cultura, ni contra nada.

Para defender una cultura, usted necesita información y observación. Si usted se informara, descubriría que las fallas se basan en la parodia y en la sátira de aspectos políticos y culturales. No de los suyos, sino de los de todos. Especialmente de los nuestros. Y si usted observara, descubriría que además de representar a sus dioses, también se caricaturizan personajes como Mariano Rajoy y otros gobernadores de primera fila. Y eso no implica que estemos quemando a nuestro presidente (aunque apuesto a que a más de uno no le importaría).

Nosotros no vamos a pedirle que llore de emoción y comparta su paquete de pañuelos con la fallera mayor. Es más, si no entiende esta festividad, no tiene ni por qué celebrarla. Puede quedarse en casa, que las fallas se queman tarde y hoy día 20 se trabaja. Lo que no se puede permitir es tanta movilización, denunciando este hecho ante la comunidad hindú y amenazando con un escándalo internacional cuando circulen las fotos del elefantito en llamas.

Imagen de Fernando Bustamante publicada en el Levante EMV

Lo más triste de todo, es que la presidencia de la falla Ceramista Ros accedió a indultar esas representaciones para proceder a la cremà sin incidentes ni polémicas.

No pretendo que nadie tache de racista o xenófobo a nadie. Y menos a mí, que soy totalmente lo contrario. Pero no se pueden permitir este tipo de acciones y premiar el desconocimiento. Una vez más, nos quedamos con el culo al aire. Unos nos aprietan el cinturón. Otros nos bajan los pantalones. ¿Y lo siguiente? ¿Llamarán al negro? Así me han puesto a mí hoy. Porque no hay cosa que me fastidie más que valerme de la indignación como fuente de inspiración para mis posts. Cedo la palabra.

 

Anuncios

El retorno

Era de esperar. Como muchos sabréis, salí a vivir una de mis múltiples aventuras. Y, ¿qué mejor manera de anunciar el retorno que dejándoos un breve resumen de lo que fue?

Viaje. Inglés. Lluvia. Juegos Olímpicos. Clapham. Chacha frustrada. Dimisión. Llantos. Cerveza. Discusiones. Vacaciones. CV. Cambio de planes. Más discusiones. Mudanza. Black bro. Colchón hinchable. Giffgaff. Night auditor. Autónomo. Exención de impuestos. Más colchón hinchable. Cacos polacos. Enamoramiento al amanecer. Para leones, mis cojones. Más cerveza. The Boss. Más dimisión. Decepción. Números rojos. Desconocidos. PF. Más CV. Paella. Más desconocidos. Chinos. Camden. Más mudanza. Tooting. Esperanza. Vegas. Estimator. Willy Fog. Madrugones. Sofá-cama de mierda. Huevos. Caca. Más huevos. Más caca. Lidl. Bolsa reutilizable. Cara de sandwich. Cubrir vacaciones. Cobro en B. Vacaciones forzadas. Más mudanza. Brixton. Black mum. Box room. Más CV. Los amigos de mis amigos son mis amigos. Más Camden. Formación. Becarios que cobran más que los trabajadores. Manolo. Más lluvia. Orgánico. Green Machine. Más madrugones. Vegan power. Yonkies. Slovakia. Regreso temporal. Gandia Shore. Proyectos de futuro. Turisteo. Cazalla. Frío. Despedidas. Barcelona 2013. Lady Ginger. Más frío. Push. Más Slovakia. Desaparición. Navidad. Incomunicación. Decisiones. Chat. Carpe diem. Más Lady Ginger. Nieve. Mousse. Más nieve. Más mousse. Humedad. Más carpe diem. Más carpe diem. Más carpe diem. Más dimisión. Más carpe diem. Más cazalla. Adiós, móvil. Más carpe diem. Regreso definitivo.

De acuerdo, está bien. No ha sido exactamente un resumen, pero es que no se me ocurre una forma mejor de resumiros esta aventura. Leed entre líneas. O esperad a la novela. Algún día puede que llegue…

Mientras tanto, podéis conformaros con el regreso de Trending Topic Blog. Y es que, a pesar de llevar largos meses sin postear actualizaciones, han seguido sucediéndose una media de 50 visitas mensuales y nuevos “Me gusta” en Facebook. Por eso me siento en deuda con vosotros y… se dice, se cuenta, se rumorea que… esta vez he vuelto para quedarme. Breda, Madrid, Gandía, Valencia, Mónaco, Londres… ¿Barcelona? Pero siempre en Trending Topic Blog.

¡Gracias por seguir ahí!

Primavera

Empieza la primavera y terminan las vacaciones de este blog, que como sabéis estaba en reposo para celebrar las Fallas de Valencia. Estos días de descanso me han servido para adoptar una nueva filosofía. Vuelvo con aires renovados, con muchas ganas de blog y sobre todo de fomentar la participación de todos los lectores.

En apenas 3 semanas hemos superado las 2000 visitas, hemos conseguido más de 50 comentarios en posts, 15 suscriptores y en torno a 40 propuestas de temas vía e-mail. Superamos los 500 seguidores en las redes sociales. Aquí han dejado su huella visitantes de España, Francia, Italia y México, pero también nos han leído desde Colombia, Venezuela, Ecuador, Argentina, Chile y Estados Unidos. No está nada mal, ¿verdad? Son datos muy satisfactorios, que llenan de orgullo y animan a seguir al pie del cañón moderando esta pequeña comunidad de la que todos formamos parte.

Para la nueva etapa, os animo a que no cesen las propuestas. No te conformes con leer, anímate a participar. No es necesario proponer el tema del día. Si, por ejemplo, el 20 de noviembre se estrenará una película que esperas con ansias, no dudes en proponer el tema aunque estemos en marzo. Quien dice película, dice evento deportivo, concierto, teatro, libro, congreso… y TODO lo que se os ocurra. Sin censuras.

Mi intención es ir llenando todas las hojas del calendario con vuestras propuestas para poder trabajarlas con tiempo y que las publicaciones tengan mayor calidad. Además, he empezado a contactar con varios profesionales y es muy posible que dentro de muy poco contemos con la colaboración especial de alguno de ellos…

En definitiva, con la llegada del 20 de marzo, no sólo ha llegado un cambio de estación. Ha llegado un cambio aún más grande. No guardéis todavía la ropa de invierno ni los paraguas, pues todo cambio tiene su periodo de adaptación, pero preparáos para la que se avecina. Para que no olvidéis ese factor participación que intento fomentar, a partir de ahora todo post terminará con un recordatorio de tres palabras. Cedo la palabra.