Corrupt Script

En plena polémica sobre la crisis, la corrupción, la mortadela en las casas y los chorizos en los despachos, no viene mal una pequeña dosis de humor.

Corrupt ScriptTal y como se puede leer al pie de foto, esta tipografía ha sido diseñada por el estudio Identya. Eso sí, que nadie espere poder usarla en sus documentos, ya que esta obra únicamente pretende reflejar el debate que han abierto diferentes medios de comunicación y diferentes grafólogos sobre la autenticidad y la autoría de las anotaciones atribuídas a Luís Bárcenas. Por tanto, no va a tener un recorrido comercial.

En declaraciones a ELMUNDO.es, el creativo Marc Garriga ha explicado que la idea surgió ante el revuelo generado por la publicación de las presuntas notas de las que hoy se habla en todos los medios. “Somos diseñadores y nos hizo gracia. ¿Por qué no hacer la tipografía?”, ha apuntado. “Al menos poner un poco de humor en este tema”, añade, “porque este asunto es lamentable”.

¿Pan y circo? Sobredosis de lo segundo. Sobre-dosis. ¡Vamos a tocar la pandereta! Cedo la palabra.

Ha muerto Fidel Castro

Sí, señores. Fidel Castro ha muerto. Así lo confirmaban en twitter cuentas de personalidades como el presidente italiano Mario Monti, el ministro de Economía español Luís de Guindos, o la del comisario europeo de Economía y Finanzas, Olli Rehn.

Y si alguien tras leer la palabra “twitter”, ha seguido creyendo que esta vez era un anuncio real, significa que todo está perdido… Pues ésta es la enésima vez que muere el líder cubano. Solamente en la red, por supuesto.

Desde hace meses, se ha puesto de moda cargarse a artistas y cargos políticos en esta red social. Una moda bastante indeseable, si me lo permiten, pues hay ciertos asuntos sobre los que no se debería bromear.

En esta ocasión, el rumor ha cogido más fuerza por ser originado en cuentas de políticos reconocidos, si bien se ha descubierto posteriormente que se trataba de cuentas falsas. Aunque en anteriores veces, también se consiguió un alto revuelo con la publicación de fotos de Castro en un ataúd.

La semana pasada fue el turno de Hugo Chávez… ¿Y saben qué provoca luego estos falsos anuncios? Que cuando se produce una muerte real, no creemos la noticia hasta haberla contrastado con la mitad de periódicos de todo el país.

Como toda moda, esperamos que sea una moda pasajera. Al igual que la presencia diaria en los trending topic de “artistas” como Justin Bieber. Ya nos ha quedado claro que ha cumplido 18 años, que lo seguirán amando aunque salga con Selena y que les parece super sexy… Pero sólo es una estrellita más, ¿a qué se debe tanto revuelo?

La oposición responsable del PSOE

Casi tan responsable como el periodismo que nos llega hoy desde el periódico ABC. Sí, señores periodistas, den al pueblo una lección de responsabilidad publicando portadas como ésta.

Y es que anoche ya se filtró en las redes sociales esta portada y se desató la polémica. Se especulaba con que fuera obra de algún artista con Photoshop. Pero no, corran a sus quioscos y compruébenlo con sus propios ojos.

En el artículo se habla de que los socialistas inician hoy una ofensiva en todos los Ayuntamientos con mociones contra la reforma laboral. No son los radicales, son los socialistas. Y también se habla de que los socialistas quemaron coches y contenedores en las manifestaciones de ayer en Barcelona. Repito: no son los radicales, son los socialistas.

Porque ustedes son realmente estúpidos si no saben que los socialistas queman cosas, son responsables de que exista el cáncer y además, y que quede entre nosotros, están fabricando una nueva Estrella de la Muerte para conquistar el universo. Eso se publicará en próximas portadas.

Nótese la ironía, por favor. Y sepan también, que no voy a contarles sobre mis preferencias políticas. Pero les aclararé que yo no me caso con nadie, solamente presento mi conformidad o disconformidad ante propuestas aisladas, provengan de quien provengan. Esto me parece bien, esto me parece mal. Y trataré de razonarlo. Me parece mucho más sensato que ser fiel a un partido y justificar todas sus actuaciones sin pensar en la repercusión o en las consecuencias que ellas conllevan.

Lo que es inadmisible es que nos dejemos manipular por los medios de comunicación. Hay mil maneras de darle información al pueblo. Y les aseguro, que ésta no debería ser una de ellas. Hubo manifestaciones, hubo disturbios. Eso es lo que hay que contar. Pero sí cuatro imbéciles deciden quemar cosas, le adjudicaremos la autoría a cuatro imbéciles. No podemos atribuirla a una ideología política solamente porque sea diferente a la nuestra.

Portadas como ésta, realmente me disgustan, porque llega un punto en el que se empieza a dudar de toda la información que se recibe. A veces, nos llega tan manipulada, que su subjetividad nos parece imperceptible. Y es un asunto grave, porque con ello se contribuye al analfabetismo de la sociedad. A que se crea todo lo que se dice y a que se deje de pensar.

Se habla de evolución, pero yo solamente veo pasos atrás. Con nuestros pensamientos y nuestros actos no dejamos de desvincularnos de los primates de los que provenimos. Si a alguien ahora le apetece un plátano, que sepa que es porque su cuerpo le pide potasio. Yo no he tenido nada que ver.

Bienvenido

Trending topic: Dícese del tema de actualidad o tendencia. Es el nombre que reciben las palabras o frases más empleadas en un determinado momento. Nacido en el seno de la red social Twitter, el término trending topic ha alcanzado gran repercursión en la prensa  y se ha extendido para denominar a temas de gran interés con independencia de que sean comentados o no, en la misma red social.

El objetivo de este blog es construir una pequeña comunidad en la que poder informar, entretener y “despertar” a todos los miembros que quieran forman parte de ella.

Para ello he habilitado una sección que explica el concepto del blog, otra con datos sobre mí, un libro de visitas para que podáis dejar vuestra huella y un formulario de contacto para poder comunicarnos más allá de los contenidos de este blog.

¿Estáis preparados? Cuando queráis, despegamos. ¡Bienvenidos!