A solas con… Nacho Vigalondo

Estimados lectores, es un placer anunciar que este blog sigue dando sus frutos. El último logro es uno de los que más ilusión me hace. Tras contactar con Nacho Vigalondo y presentarle mi post sobre su recién estrenada Extraterrestre, accedió a concedernos una entrevista y a contarnos todo lo que deberíais saber sobre sus proyectos. Esto es lo que me ha contado para todos vosotros.

Cuéntanos, Nacho. ¿Cuándo nació tu pasión por el cine?

Mi pasión como espectador siempre ha estado ahí. La posibilidad de ser cineasta no me la creí hasta bien entrada mi adolescencia. Viendo películas baratas de terror empecé a entender que todo lo que había detrás de la cámara no era un misterio inalcanzable.

¿Cómo viviste el tremendo éxito que alcanzó tu cortometraje “7:35 de la mañana”?

Lo viví como una montaña rusa inesperada, pero sin olvidar lo único para lo que servía ese golpe de suerte, para que me dejasen hacer películas.

Sin haber digerido una nominación a los Óscar, también llegó la de los Goya. ¿Cómo recuerdas ambas nominaciones?

En realidad pasaron años entre una nominación y la otra. Las recuerdo como una fiesta dulce, sin mayores ambiciones ni esperanzas.

¿Cuál ha sido el momento más dulce de toda tu carrera?

El primer pase de “Los Cronocrímenes” en un cine de Texas, en un festival de cine fantástico. Hasta ese momento, pensaba que mi carrera estaba completamente hundida, pero la proyección fue un éxito.

Ahora, tras casi dos años de espera, al fin llega Extraterrestre. ¿En qué te inspiraste? ¿Qué mensaje pretende transmitir la película a los espectadores?

Prefiero que, de haber un mensaje, sea la propia película la que sepa transmitirlo al espectador al que le apetezca escuchar. Si esto no sucede, al menos hay algunos chistes.

Cuando la escribiste, ¿sabías quién querías que encarnara a tus personajes? Es decir, ¿pensaste en algunos actores para diseñar a tus personajes o el casting se decidió después? ¿qué tal ha sido trabajar con ellos?

Quise que Julián la protagonizase desde antes de escribir el guión. Raúl y Areces aparecieron mientras lo escribía. Michelle llegó gracias al casting. Noguera, con la última reescritura. Ha sido un rodaje idílico, no creo que vuelva a verme en una de éstas en la vida.

Cada proyecto es como un hijo, así que no te vamos a poner en el compromiso de preguntarte a cuál quieres más. Pero dínos, ¿cuál es tu valoración global de Extraterrestre? ¿De qué aspectos te sientes más orgulloso?

Me siento muy orgulloso de la química entre los cinco personajes, que todos tengan escenas en las que pueden ser amados y odiados.

Y en voz bajita, ahora que no nos oye nadie… ¿te ha quedado alguna espinita?

Me hubiese gustado embrutecer más la secuencia de la pelea.

Todo profesional persigue metas con cada nueva obra, ¿has empezado a pensar en la siguiente? ¿Se puede adelantar algo sobre tus futuros proyectos?

Sí, tengo dos guiones en un estado bastante avanzado de desarrollo. Se trata de Windows, un technothriller con Apaches Entertainment; y Supercrooks, una película de supervillanos coescrita con Mark Millar.

El pasado viernes estuve en el cine y Extraterrestre me encantó, pero mi humilde opinión no sé cuánta fuerza tendrá a la hora de convencer a nuestros lectores. Échame una mano, ¿cómo podríamos animarles para que vayan al cine?

Querido lector, Extraterrestre tiene romance, risas, intriga, melocotones en almíbar, pelotas de tenis, una moneda de dos euros y un ovni… ¡Y Carlos Areces no enseña el culo! ¡No te la puedes perder!

(Risas). Bueno, Nacho, ha sido un verdadero placer poder contar con tu colaboración. Te deseo muchísima suerte con Extraterrestre y espero que sigas regalándonos joyas cinematográficas como las que has hecho hasta ahora. Muchísimas gracias.

Gracias a vosotros, ha sido un placer.

 

Anuncios

La oposición responsable del PSOE

Casi tan responsable como el periodismo que nos llega hoy desde el periódico ABC. Sí, señores periodistas, den al pueblo una lección de responsabilidad publicando portadas como ésta.

Y es que anoche ya se filtró en las redes sociales esta portada y se desató la polémica. Se especulaba con que fuera obra de algún artista con Photoshop. Pero no, corran a sus quioscos y compruébenlo con sus propios ojos.

En el artículo se habla de que los socialistas inician hoy una ofensiva en todos los Ayuntamientos con mociones contra la reforma laboral. No son los radicales, son los socialistas. Y también se habla de que los socialistas quemaron coches y contenedores en las manifestaciones de ayer en Barcelona. Repito: no son los radicales, son los socialistas.

Porque ustedes son realmente estúpidos si no saben que los socialistas queman cosas, son responsables de que exista el cáncer y además, y que quede entre nosotros, están fabricando una nueva Estrella de la Muerte para conquistar el universo. Eso se publicará en próximas portadas.

Nótese la ironía, por favor. Y sepan también, que no voy a contarles sobre mis preferencias políticas. Pero les aclararé que yo no me caso con nadie, solamente presento mi conformidad o disconformidad ante propuestas aisladas, provengan de quien provengan. Esto me parece bien, esto me parece mal. Y trataré de razonarlo. Me parece mucho más sensato que ser fiel a un partido y justificar todas sus actuaciones sin pensar en la repercusión o en las consecuencias que ellas conllevan.

Lo que es inadmisible es que nos dejemos manipular por los medios de comunicación. Hay mil maneras de darle información al pueblo. Y les aseguro, que ésta no debería ser una de ellas. Hubo manifestaciones, hubo disturbios. Eso es lo que hay que contar. Pero sí cuatro imbéciles deciden quemar cosas, le adjudicaremos la autoría a cuatro imbéciles. No podemos atribuirla a una ideología política solamente porque sea diferente a la nuestra.

Portadas como ésta, realmente me disgustan, porque llega un punto en el que se empieza a dudar de toda la información que se recibe. A veces, nos llega tan manipulada, que su subjetividad nos parece imperceptible. Y es un asunto grave, porque con ello se contribuye al analfabetismo de la sociedad. A que se crea todo lo que se dice y a que se deje de pensar.

Se habla de evolución, pero yo solamente veo pasos atrás. Con nuestros pensamientos y nuestros actos no dejamos de desvincularnos de los primates de los que provenimos. Si a alguien ahora le apetece un plátano, que sepa que es porque su cuerpo le pide potasio. Yo no he tenido nada que ver.