Se vende

Mientras todos hablan de la dimisión del Papa prevista para el próximo 28 de febrero e incluso hacen porras apostando por su sucesor, yo prefiero hablaros sobre la creatividad a la hora de buscar empleo.

Atrás han quedado aquellos tiempos en los que imprimías cincuenta copias de tu CV y te ibas a la capital de tu provincia a dejarlo indiscriminadamente en todas las empresas relacionadas con el sector del que provienes. Las cosas han cambiado y ya no basta con tener un perfil que enseñarle al mundo laboral. Mucho menos si tu perfil es multidisciplinar y quieres presentar tu candidatura a empresas de sectores que no tienen nada que ver.

Si antes bastaba con un CV estándar y una carta de presentación personalizada, ahora los CV también requieren de cierto grado de personalización. No sólo a cada puesto de trabajo, sino también a cada empresa. Philippe Dubost es consciente de ello. Cansado de una búsqueda de empleo en la que nadie valoraba sus másters, decidió ponerse manos a la obra para destacar.

El razonamiento es bastante sencillo. La crisis es global. Mudarte a otro país para buscar trabajo puede ser una opción si el país receptor no está tan mal como lo está el tuyo, pero no siempre será la solución, aunque desde luego tu predisposición de salir a comerte el mundo te va a dar puntos. No puedes dejar escapar la realidad de que, allí donde vayas, va a haber otros tantos como tú, aventureros. Y es que si algo bueno nos trae una crisis, es que aumenta la competitividad. Por eso, ¿qué hacer para que mi CV no sea sólo uno más del montón de CVs que tiene un seleccionador en su despacho?

Desde que la recesión económica se convirtió en crisis (ejem… ejem…) y tantas personas perdieron su trabajo, muchos buscaron alternativas para destacar a la hora de buscar empleo. Unos se anunciaron en vallas publicitarias. Otros presentaban en YouTube su vídeo CV. Y ante tales originales propuestas, con el consiguiente éxito de las mismas, se sucedía una oleada de copias de las mismas tácticas que ya dejaban de ser tan efectivas.

Fue así como el francés Philippe Dubost llegó a la conclusión de que para destacar debía: adaptar su CV, exponerlo de manera original y saber venderse. Es diseñador multimedia así que aprovechó su talento para diseñar una página web, imitando el estilo del portal Amazon para venderse. Literalmente.

Solamente hay uno en stock. Entre las características técnicas del producto están su formación y su experiencia. Las valoraciones de otros usuarios son referencias de sus antiguos jefes. Simplemente alucinante. Su vida laboral ya ha recorrido el mundo. Tanto ha sido el éxito, que ha recibido suculentas ofertas desde distintos países. Podéis completar la información aquí.

¿Conocéis otras propuestas originales además de las mencionadas en este post? ¿Qué estáis dispuestos a hacer para conseguir un empleo? Y en otros términos… ¿creéis que la dimisión de Benedicto Equis Uve Palito es real o sólo un artimaña para encubrir un despido improcedente? Los medios online más rigurosos del país nos cuentan toda la verdad aquí. Cedo la palabra.

Anuncios